La pobreza disminuye en el mundo, crece en nuestro país y en el NEA asusta y desafía

RICARDO “CAITO” LECONTE
Director de la Fundacion Club de la Libertad

El economista J.Ferreres actualiza en el diario La Nación el tema de la pobreza en el mundo y en nuestro país, y aumenta la preocupación y el desafío para todos por las crecientes cifras en nuestro Nordeste (NEA).
En el cuadro adjunto N° 1 se ve el gráfico difundido por el economista Jeffrey Saschs, que muestra cómo ha bajado la pobreza en el mundo, como consecuencia del derrame generado por el crecimiento económico, que muchos aún niegan o discuten. Gravitan en las cifras el crecimiento de los pueblos de Asia. -Los sectores que pasaron de pobres a clase media en Asia del Pacífico crecen, y estiman pasar de 1.740 millones en el año 2010 a 3.220 millones en el año 2030 (1.480 millones más), mientras que en Europa va a bajar de 703 millones en el año 2010 a sólo 680 millones en el año 2030 (23 millones menos).
Mientras tanto en nuestro país la pobreza crece desde el año 2011, en que estaba en el 24,7%; el 26,4% en el año 2012, el 27,5% en el año 2013 y el 28,7% en el 2014 (más de 11 millones de pobres en el país) y la indigencia creció desde  el 5,4% en el año 2013 al 6,4% en el 2014 (2 millones de indigentes), todo según datos de la Universidad Católica Argentina (UCA). Estos datos serios desmienten la absurda manifestación de la Presidenta de la República en la FAO en París, donde afirmó que la pobreza en la Argentina era de sólo el 4,8%, o los dichos del Jefe de Gabinete Anibal Fernandez  quién declaró que en Alemania hay más pobres que en nuestro país.- ¡Absurdo totalmente alejado de la realidad!
Frente a esta verdad evidente, en los últimos 12 años de gobierno kirchnerista, se subsidió con miles de millones de pesos a la energía para beneficiar a Buenos Aires y su conurbano (incluso Puerto Madero) quienes pagaron la energía eléctrica casi un tercio menos que en el NEA. Sustanciales rebajas en trenes suburbanos, colectivos y subterráneos y subsidió el gas que el resto del país consumía, que pagaba sólo el 10% de lo que pagamos en el NEA, donde vive la población más pobre (alrededor del doble alcanza la pobreza en nuestra zona con relación a la media del país).
Cabe preguntarse ¿Esto es la inclusión de los más pobres? ¿Esto tiene que ver con la realización del ideal de Justicia?
Debemos unir fuerzas todos los sectores de la región para reivindicar  justicia para nuestros habitantes, en estos doce años sin duda olvidados y postergados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.