Un pisotón constante…

Por: Juan de la Cruz Niveyro. Hace muchos siglos, según nos narra el evangelio, más precisamente el Antiguo Testamento, el entonces pueblo de Israel solicitaba una forma de reorganización, ya que, hasta aquel momento, todas sus cuestiones legales las dirimía un grupo de jueces. Nada se hacía sin su aprobación y para todo eran consultados. En este protoestado comenzó a circular la idea de que necesitaban un rey que les guiara toda su existencia, o así inocentemente lo creían ellos. Pero como e...
Más