¿Es necesaria una carrera?

Es sabido que en la actualidad una carrera universitaria no la termina cualquier persona, y que la misma condiciona en gran parte al individuo a la hora de conseguir empleo. Esto afecta directamente a las posibilidades que tiene esa persona de llevar cierto estilo o calidad de vida, pero ¿Es realmente necesaria una carrera para vivir en plenitud y sin muchos impedimentos?

Hoy en día, aquellas personas que tiene acceso a una carrera universitaria o tiene un título universitario, tienen cierta facilidad a la hora de conseguir empleos, seguramente en mejor calidad y condiciones que aquellas que no poseen uno de estos. Sin embargo, a juzgar por las historias de muchos personajes, conocidos o no, tengo el atrevimiento de decir, que realmente no es necesario estudiar o terminar la universidad para desarrollarnos como individuos plenos. Podemos citar el caso de Steve Jobs, pero muchos pueden acotar que es un caso particular, que tuvo un golpe de suerte, etc. Pero sin ir a los extremos, quien no conoce en su círculo familiar o de amigos, alguien que, a pesar de los estándares de la sociedad, ha logrado salir adelante y no necesariamente a duras penas. Conocemos empresarios que, no tienen siquiera el secundario terminado, y que, al observar su realidad, denotan que no les ha ido tan mal en su rubro, que llevan determinado estilo de vida, se dan ciertos lujos y no se privan de muchas cosas.

Lo que sí es cierto es que esta condiciona y mucho, abre muchas puertas y te da algo así como un estatus de superioridad, a su vez tampoco es cierto que una carrera puede asegurarte la vida completamente. Pero la cuestión del asunto es que, podemos investigar y corroborar, sin mencionar casos puntuales, que llevar una buena vida es perfectamente posible sin la posesión de este título.

Mi consejo a aquellas personas que se dedican a otra cosa que no sea el estudio de una carrera es el siguiente. Plantearse qué es lo que realmente quieren para su futuro, planear cómo lograr ese objetivo. Evitar procrastinar, caer en vicios y malos hábitos. También es fundamental capacitarse constantemente para desempeñarse de la mejor manera posible en eso que estemos haciendo o que vamos a hacer.

No es fácil conseguir una buena calidad de vida sin estudios, mucho menos imposible, pero lo que es seguro, es que debemos dar lo mejor de cada uno para destacarnos que hagamos y nunca dejar de perseguir aquello que tanto soñamos.

Aldo Agazzani
Coordinador de equipo de publicaciones
Fundación Club de la Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.