Estacionamientos reservados, entre prerrogativas y contradicciones legales

Trabajo practico de la Catedra Teoría y Técnica del Periodismo Gráfico II, de la carrera de Comunicación Social, U.N.N.E.
Ornella Tirabosco  – Natali Zacarias .Trabajo practico de la Catedra Teoría y Técnica del Periodismo Gráfico II, de la carrera de Comunicación Social, U.N.N.E.

 

Basta de privilegios

Estacionamientos reservados, entre prerrogativas y contradicciones legales

Corrientes es una de las ciudades con más aparcamientos para políticos. Estos representan una total desigualdad con el resto de los ciudadanos. Existe un proyecto de ordenanza municipal para erradicarlos por parte del Concejal Calvano, que aún exige respuestas. Se dice pensar en el bienestar del vecino, pero cuando se trata de quitar un privilegio a quien es el beneficiario del mismo, y a su vez, es justamente éste quien tiene que hacerlo, las resoluciones duermen archivadas en un cajón.

Nuestra ciudad capital es antigua, y en esto es en lo que la mayoría de los funcionarios coincide casi de forma unánime. Y los trabajadores y conductores de vehículos, en que todas las actividades públicas, administrativas, bancarias y judiciales concentradas en la zona céntrica, causan conflicto en el tránsito correntino, impidiendo circular con tranquilidad o estacionar cerca de las instituciones en donde deben realizar sus trámites. Las ordenanzas que existen con respecto a este tema tienen más de 30 años, y no hay cambios en ellas pese a las incongruencias que conllevan. El único proyecto que se presentó para erradicarlos pertenece al concejal por la Coalición Cívica ARI, Hugo “Cuqui” Calvano, y ya tiene dos meses durmiendo “por falta de decisión política del kirchnerismo local”, tal como él lo expresa. Los estacionamientos reservados significan en Corrientes un 40% entre los de políticos e instituciones gubernamentales. De ese porcentaje, el Gobierno provincial ocupa el 80% de los estacionamientos, entre los ministerios y todas sus instituciones y lo municipal un 10%. El resto se divide en hospitales, instituciones y demás.

El hecho principal que compete a los legisladores como tales, es que el otorgamiento de lugares reservados en la vía pública, implica una incoherencia con lo que plantean la Constitución Nacional, la Carta Orgánica y el Código de Planeamiento. En lo referido a la primera, incumple su artículo N° 16, que habla de la igualdad de los ciudadanos frente a la ley, por lo que no deben existir prerrogativas, es decir, privilegios a políticos solo por su acceso a la función pública. En cuanto a la Carta Orgánica de Corrientes, el Preámbulo claramente manifiesta que se debe garantizar una convivencia democrática, por lo que este tema choca de lleno ya que no es justo, no es igualitario y desconoce un derecho fundamental del hombre que es la libertad. Además, los estacionamientos reservados de privilegio, cuando no sean debidamente justificados, contravienen los derechos constitucionales de igualdad establecidos en los artículos N° 6, 8 y 29. Por ende, auto-concesionarse un lugar público de manera gratuita e inmoral, es claramente una prebenda política nacida del abuso de autoridad. Bajo los supuestos de estos artículos, y al violar los principios de igualdad garantizados por la Constitución Nacional y Provincial, cualquier ordenanza que establezca un estacionamiento reservado de privilegio es nula de nulidad absoluta. Y por último, el Código de Planeamiento es taxativo en dos cuestiones en la sección 3.6: primero, que el estacionamiento está estrictamente prohibido, o sea que no se habla de una posibilidad de reservarlo; y segundo, que solo alcanza la limitación al frente del edificio en cuestión y no más allá de él, donde se sobreentiende es público. Pese a esto, habla de una prohibición en general, lo que abre la puerta a las excepciones por ordenanzas y a la discrecionalidad de otorgamiento.

Se ha visto en la historia argentina que, lamentablemente, quien gobierna es el dueño del lugar y del espacio público. No hay análisis de si es justo o no, o si es constitucional o no. No hay análisis de constitucionalidad, de criterio, de igualdad. La Constitución Nacional es lo primordial que tenemos nosotros como ciudadanos. “La respuesta que se nota siempre, cuando se intenta hacer hincapié en la Constitución, es: ‘esto es política, no te fijes en lo reglamentario’”, recuerda Calvano. La política alejada de la ley es solamente el ejercicio de la fuerza. Hay una negación de la Constitución cuando dicen “hacemos lo que queremos porque la gente nos votó”, y no tienen en cuenta que fueron puestos por la soberanía popular que defiende la Constitución, simplemente la ignoran o se excusan en que son legislaciones antiguas.

“La política alejada de la ley es solamente el ejercicio de la fuerza”

¿Entonces qué pasa? ¿Por qué no se tiene en cuenta esto? Según el creador de este proyecto, el futuro del mismo depende de la firma de tres personas que lo saquen de la Comisión de Obras y así, pase a Legislación y se lo convierta en resolución con la firma de los concejales: Agustín Payes, Justo Estoup y Omar Molina, quienes pertenecen al bloque oficialista nacional, el Frente para la Victoria. Lo llamativo es que tanto estos concejales como Calvano, opinan lo mismo; creen que es necesario que se eliminen estos estacionamientos (aunque algunos de ellos lo utilicen), pero que hay que profundizar y analizar cada caso, y así, ver en cuáles se justifican (bancos e instituciones que pagan un cánon, u hospitales que atienden urgencias). Pese al acuerdo ideológico y moral, quizás, no hay un avance en dicha cuestión. Los representantes del kirchnerismo local, afirman que se necesitan más de 11 firmas, no sólo tres; que está incompleto porque faltan propuestas para solucionar el problema (cabe destacar que solo un concejal leyó por completo el proyecto de Calvano); o que simplemente no avanza porque son asuntos del Departamento Ejecutivo. Pareciera que algunos concejales demuestran un escaso nivel de preparación para la función que ocupan, ya que las cuestiones de tránsito son exclusivamente atribuciones y deberes del Honorable Concejo Deliberante y no potestad del Ejecutivo, como indicó uno de ellos, por ejemplo. Y como si esto fuera poco, cada vez ingresan más pedidos de reservas a la Municipalidad que son directamente otorgados por el propio Intendente, Fabián Ríos, sin importar las formalidades ni el verdadero motivo o necesidad.

 

CONTRADICCIONES LEGALES

Y lo grave aquí no es solamente todo esto. Sino también las irregularidades que existen en torno a los carteles que indican los estacionamientos reservados para organismos o entidades municipales y provinciales. Hemos seguido el relevamiento que hicieron desde el Partido Coalición Cívica ARI de los estacionamientos reservados, y comprobado que se encuentran muchos con resolución del Ejecutivo y otros por resoluciones que no existen en la Municipalidad. Naturalmente esto nos lleva a entender que son las mismas que del Ejecutivo, quizás de algún funcionario que, en alguna época, porque muchas ni siquiera tienen año, pensó que podía otorgarle un lugar público a alguien. Esto demuestra una total falta de noción de potestades de cada órgano y falta de control del Municipio. “Si yo pongo un cartel con un número de resolución, pinto un cordón o marco una parte de la acera, me estoy dando un lugar de privilegio que nadie va a controlar de dónde salió”, expresó Calvano en referencia a este punto.

Algunos ejemplos concretos de esto:

*Caja Municipal de Préstamos (estacionamiento para directivos): Irigoyen entre Córdoba y Catamarca. CARTEL SIN RESOLUCIÓN

*Gendarmería: Catamarca entre 3 de abril y Rivadavia. CARTEL SIN RESOLUCIÓN

*Policía: Catamarca entre Rivadavia y Moreno. CARTEL SIN RESOLUCIÓN

*Ministro de Salud y Secretario de Salud: Córdoba entre 25 de mayo y Pellegrini. CARTEL SIN RESOLUCIÓN

*Tribunal de Cuentas: 25 de mayo entre Tucumán y Buenos Aires. CARTEL SIN RESOLUCIÓN

Además de las actividades comerciales y públicas, en el centro también se concentran muchos colegios, tanto públicos como privados. El Colegio San José se ubica en 25 de mayo 1034, entre Rioja y San Juan. 8 de cada 10 padres se quejan de la doble fila y de que no hay lugar para estacionar. Ocurre que una cuadra antes del colegio está el Juzgado Federal y la Casa de Gobierno, y una cuadra después, la Municipalidad, lugares con estacionamiento reservado de una cuadra o más. O el colegio Salesiano, ubicado por San Juan y Mendoza, frente al Poder Judicial. Edificio que tiene estacionamiento interno, pero también externo. Y estos son dos ejemplos de muchísimas situaciones.

“8 de cada 10 padres se quejan de que no hay lugar para estacionar”

Otro caso es lo que sucede con los jueces, quienes tienen choferes y, sin embargo, también estacionamiento reservado porque conducen sus propios autos. De esta manera, ocupan un lugar que no les corresponde en una ocasión de arbitrariedad, injusticia e inconstitucionalidad.

EL PROYECTO POR DENTRO

El proyecto del Concejal Calvano trata de erradicar por completo los que son para funcionarios políticos. Aunque, dicho por él mismo, el Gobernador y el Intendente podrían tener un lugar por cuestiones de “seguridad”. Los de hospitales, clínicas, sanatorios, restaurants y bancos se dejan porque tienen razón de ser, algunos pagan un tipo de cánon, y se analizaría caso por caso para ver si son privados o públicos y si atienden o no emergencias. Pero lo fundamental que se propone, dentro de los 15 artículos que incluye, es eliminar los estacionamientos para políticos e invertir necesidades, es decir, que justifiquen porqué lo necesitan y se evaluará según la necesidad. “No se puede hacer borrón y cuenta nueva, como pretende Calvano”, reflexiona Payes. Los funcionarios nombrados anteriormente indicaron que no tendrían problemas en pagar una cochera o destinar parte de su sueldo en un lugar reservado, pero que hay que tener estas consideraciones expresadas y también los horarios de uso. Sorprende que, casualmente, los opositores llamen a la modificación del proyecto de ordenanza en lo referido a consideraciones, cuando su artículo 1 las específica, denotando que serán permitidos “solo y únicamente los siguientes casos”: carga y descarga de caudales, paqueterías, transporte escolar, instituciones de seguridad y salud, entre otros. Uno de ellos justificó en parte la existencia de los mismos para algunos políticos que tienen responsabilidades importantes, como los Diputados. ¿Acaso una docente no tiene también la responsabilidad de educar a, quizás, un curso de 60 o 70 chicos?

En el principio se dijo que se habla de bienestar del vecino, pero a la hora de actuar, nadie se hace responsable, siempre la culpa la tiene el otro, ya sea un funcionario, o el ciudadano que no se moviliza. ¿No será que es más fácil actuar como corporación, en defensa de un posicionamiento político? Cuesta pensar que los representantes no quieran en el fondo el beneficio de los vecinos. Pero muchas veces se denotan otros intereses, particularmente económicos. Y los privilegios no se dan solo en el marco de los estacionamientos, sino en que si puede no pagar lo hace, no hace filas, y esto también es desigualdad. El status quo no es motivo de privilegio; pertenecer al establishment no significa que pase por encima lo que la ley establece.

Decir cómo actuaría un funcionario, Concejal en este caso, si un vecino quiere ocupar el lugar que supuestamente le pertenece al primero, es creer que todos tienen una misma manera de operar y de pensar. Como coincidieron la mayoría de los concejales entrevistados, es posible que se le otorgue el lugar al ciudadano, pero por una obligación moral, no por reflexión y post acción. El problema reside en que además de ser un lugar reservado, es un lugar cuidado, por lo que podría venir un policía o agente de tránsito a hacer un llamado de atención. Defender al pueblo no significa exclusivamente “no ocupar el lugar”, como muchos piensan. Sino ayudarlo e incluso, invitarlo a que se estacione allí, reconocer que no deberían existir las prerrogativas. Pero un espacio reservado de privilegio, no es una parada de colectivo o esos 10 metros que se dejan ahora en cada esquina por las nuevas unidades de transporte público… Nuevamente, la formación de los legisladores es una cuestión para profundizar.

El futuro del proyecto no solo depende de la firma favorable de por lo menos 3 personas para que pase a Legislación y de allí a recinto, sino también de los ciudadanos. Existen quejas de padres que buscan a sus hijos de instituciones educativas, de conductores que trabajan en el centro o de aquellos que tienen que hacer algún trámite. Existe una demanda. Pero muchas personas no saben la existencia de un proyecto que los beneficia, ya sea por la poca difusión o por la costumbre de la doble fila, del “prohibido estacionar, reservado para…”. Hay que abrir los ojos, demostrar que esos lugares reservados para políticos en realidad les pertenecen a ellos como individuos en pos de su ciudadanía y de lo que las leyes reconocen.

OPINIONES ENCONTRADAS

Hugo Calvano, Concejal – Coalición Cívica ARI: “es una total desigualdad que nos concedamos algo gratuito. La política de estas gestiones fue otorgar, porque si no, no se entiende tanta hospitalidad en el espacio reservado, organizaciones que no se entiende por qué lo tienen. Pienso que ningún funcionario debería tenerlo, pero habría que ver, por ejemplo, el primer mandatario, el Gobernador pueda necesitar un lugar reservado por cuestiones de seguridad, pero Ministerios, organismos y demás no lo necesitan.”

Agustín Payes, Concejal – Frente Para la Victoria: “Los estacionamientos reservados son potestad del Ejecutivo. Considero que los que deberían tener estacionamientos reservados son las paradas de colectivo, los transportes públicos y ambulancias. Políticos no, porque somos personas comunes y no deben haber desigualdades. Tiene que haber voluntad del autor de proyecto de modificarlo y voluntad del resto de ocuparse del asunto”

Griselda Gasparini, Concejal – Partido Liberal: “en las comisiones no tenemos mayorías, para que salgan esos proyectos vos necesitas primero el filtro de la comisión, o sea la comisión respectiva son 5 y 3 tienen que estar a favor. Payes, Estoup y Molina son del mismo bloque, y si se ponen de acuerdo podes sacar a la luz el proyecto, sino no tenés despacho.”

Justo Estoup, Concejal – Frente Para la Victoria: “Se debe poner responsabilidad por parte de quienes colocan las leyes y a su vez que sean cumplidas por el vecino porque de nada sirve que solo participe una de las partes. El gobierno en Corrientes, municipal y provincial es muy conservador y necesita tomar ejemplo de ciudades que saben desarrollarse y satisfacer las necesidades.”

Omar Molina, Concejal – Frente Para la Victoria: “Corrientes es una ciudad muy antigua en cuanto a limitaciones en espacio. Nunca tuvo mucha inversión en infraestructura. No hay gran cantidad de estacionamientos reservados para funcionarios, no deberían tener privilegios, pero hay algunos que cumplen determinadas funciones y deben ser considerados. Hay algunos funcionarios que tienen que entrar y salir y en esos casos podría estar justificado”

LA LIBERTAD COMO ESTANDARTE

La Fundación Club de la Libertad, dirigida por Alberto Medina Méndez, periodista y consultor, también tomó riendas en lo referido a los estacionamientos reservados para políticos. Casi a fines del 2013, la institución, que defiende ideas de libertad y progreso, demostraba intenciones de ver de qué manera se canalizaba el pedido de derogación de los mismos. Calvano fue consultado por dicho organismo y define a esta situación como “una linda coincidencia”, ya que ambos tenían la premisa de realizar acciones que muestren su ideología a través de la eliminación de privilegios, las desigualdades injustas, innecesarias e inconstitucionales.

Así como el concejal presentó su proyecto de ordenanza para eliminar los estacionamientos reservados, la Fundación se puso en campaña y elaboró un video donde se muestra a un conductor en su vehículo, circulando por la zona céntrica de la ciudad en búsqueda de un estacionamiento para hacer sus trámites. Se lo nota enojado, ya que no lo consigue, por culpa de la cantidad de aparcamientos destinados a organismos del gobierno provincial y municipal.

Alberto Medina Méndez expresa: “Es una oportunidad. Seguramente no la única, ni la última. Hasta es una posibilidad interesante para hacer algo de demagogia probablemente, pero al menos de ese modo dar señales claras respecto del lado del mostrador que se ha decidido ocupar. Una chance concreta es apoyar a la sociedad y su visión mayoritaria sobre esta cuestión. La otra, es avalar a sus pares de la política, ser parte de la casta y defender este mal hábito de hacer del poder una forma de vida.”

Cabe aclarar que la idea de la Fundación no es que se renuncie a ese lugar especialmente delimitado en la calle, para luego ser reemplazado por alquileres de cocheras particulares que terminan pagando todos los contribuyentes con sus recursos, sino que el funcionario pueda hacer exactamente lo mismo que hace su representado a diario, es decir buscar con paciencia, y también con cierta molestia ese bendito lugar disponible para dejar su vehículo a veces a varias cuadras del lugar de destino. De esta manera, se promueve la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, no dando lugar a prerrogativas.

Actualmente, desde la parte logística de dicha entidad, se están planeando nuevas estrategias para continuar con la difusión de esta problemática y así, instalarla en los ciudadanos para que estos sepan que ese lugar les corresponde por derecho propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.