RECHAZO AL INTENTO DE REGULAR HORARIO COMERCIAL

COMUNICADO OFICIAL

Los integrantes del la Fundación CLUB DE LA LIBERTAD queremos manifestar nuestra profunda preocupación por la presentación formal de un proyecto de Ordenanza Municipal en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Corrientes. El mismo abre la puerta a una normativa regulatoria, a nuestro juicio, innecesaria, injustificada e improcedente.

No queremos pasar por alto el hecho de haber sido convocados a participar de una reunión virtual ampliada de la Comisión de Legislación del cuerpo colegiado comunal, gesto que valoramos ya que siempre es saludable el intercambio de ideas y en ese sentido nos parece positivo que se generen estos espacios de participación para la sociedad civil.

En relación al proyecto entendemos las buenas intenciones que plantea el autor del proyecto en sus considerandos pero no nos parece correcto que la ciudad deba obligar a los individuos a ajustarse a parámetros rígidos que contradicen los preceptos constitucionales mas elementales.

Son las personas las que ponen en juego su capital cuando deciden invertir y emprender. El Estado no puede convertirse en un regulador serial, amparado en loables objetivos, que solo termina encareciendo la actividad comercial y complejizándola sin sentido alguno.

Los argumentos sanitarios vinculados a la pandemia no son, desde nuestra visión, para nada razonables ya que justamente, de avanzar esta iniciativa, generarán mayores concentraciones en el transporte de pasajeros que traslada tanto a empleados de comercio como a potenciales compradores obligándo a hacer transacciones en un único horario y trayendo consigo entonces mas problemas que soluciones.

Lo mas importante es que entendemos que el Municipio no tiene potestad para este tipo de normativas. Si bien se nos ha aclarado que no existe intencionalidad de imponer esta modalidad de forma obligatoria, no es lo que se desprende del texto del proyecto original.

Por otro lado si se tratara solo de una sugerencia a la actividad comercial, tendría menos sentido aún que se convierta en un instrumento legislativo. En definitiva entendemos que sería riesgoso avanzar en estas discusiones que sientan un peligroso precedente para el futuro.

Darle atribuciones a la comuna para este tipo de regulaciones no ayuda al desarrollo comercial, desalienta la inversión y solo contribuye a deteriorar un clima de negocios bastante complicado que no necesita problemas adicionales en el medio de esta aguda recesión económica que no tiene horizonte de culminación.

Es tiempo de entender que los gobiernos están para garantizar derechos existentes y no para diseñar experimentos sociales. Nadie mejor que el propietario de un comercio para implementar propuestas que sus circunstanciales clientes validan a diario. Entrometerse en eso es avasallar derechos esenciales que no tienen justificación alguna.

Queremos nuevamente destacar el gesto del Concejo Deliberante de convocar a diversos ciudadanos para este debate “previo” a la norma. Entendemos que esa modalidad mejorará la calidad institucional y ayudará a evitar, como en este caso, eventuales inconvenientes futuros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.