Carta de un formoseño con deseos de Libertad

Autor Anónimo

Ante el fuego revolucionario que está encendiéndose en cada uno de los corazones de aquellos que pelean por la Libertad y sus Derechos, decidí escribir esta carta, destinada a mis comprovincianos formoseños y al resto del mundo.

Me motivan especialmente, las causas que derivaron recientemente en marchas, enfrentamientos, perdigones, balas de gomas, gases lacrimógenos vencidos, piedras y palos, que en consecuencia,  concluyeron en una batalla campal, donde riñeron pobres que quieren trabajar contra pobres que se encuentran trabajando, mientras, el dictador de turno permanece tranquilo en la comodidad de su casa.

El inicio de una lucha silenciosa comenzó desde que el Sr. Gobernador impulsó la reforma constitucional que habilitó su reelección indefinida. En ese momento, empezaron los acomodos, la vulneración de los derechos, el meter a toda la gente a trabajar en el gobierno para, así, poder controlarlos. En ese momento, comenzó una dictadura silenciosa, solo que no podíamos verla. Desde aquel entonces, hubo mucho atropello a la Libertad de Expresión, a los Derechos, pero se volvió más evidente durante esta pandemia que azotó al mundo entero.

Este viernes 5 de febrero, las personas nos movilizamos en Formosa por el derecho a trabajar, por el derecho de los comerciantes y por la libre circulación. No pedimos planes, no pedimos dinero ajeno, pedimos, derechos fundamentales.

Recientemente, el gobierno, impuso la vuelta a Fase 1, por 17 (diecisiete) casos. Cuando se puede ver, en todas las provincias, cómo las personas viven con normalidad a pesar del coronavirus. Pero claro ¿Cómo no volver a Fase 1 por 17 casos? Si en todo el año, no han podido equipar los hospitales, (ni lo hicieron antes de la cuarentena), no han podido designar lugares apropiados para los contagiados, ni mucho menos equipar al personal de salud con medidas e instrumentos adecuados. Es lógico volver a Fase 1, si la provincia no está equipada para tantos casos.

Debido a la pandemia, se puede observar que el sector gastronómico fue uno de los más afectados. Sus dueños tuvieron que cerrar las puertas de los restaurantes. Mucha gente quedó sin trabajo, hay alquileres que no han vuelto a ocuparse, los gimnasios, fuente de salud y cuidado del cuerpo, no han podido abrir en todo el año. El sector de cultura, permanece cerrado desde el comienzo de la CUARETERNA.

El inicio de las clases, comenzó a darse en todo el país, sin embargo, aquí lo siguen posponiendo, dejando caer a la basura, todo el dinero invertido por los padres en útiles, guardapolvos y uniformes, para la escolaridad de sus hijos.

Ahora bien, hablemos de la circulación ¿Se puede salir de Formosa? Salir es fácil, entrar es el problema. Solo pueden salir los que, a la vuelta, quieren someterse a una cuarentena en centros de aislamientos, donde difícilmente se saben los resultados de los test, donde te maltratan si pertenecés a un partido opositor, donde si cumples 14 días y encuentran un caso nuevo, podés permanecer hasta un mes encerrado.

Y ¿nos quejamos? ¡Pero claro que no! No podemos. No podemos porque la Libertad de Expresión es oprimida. No dejan entrar a canales nacionales para informar lo que ocurre en la Provincia. ¿Será que quieren esconder algo?

Formosa, esta provincia hermosa pasó de ser un lugar democrático, (si es que alguna vez lo fue) a ser a uno de los lugares más autoritarios del país. Sin embargo, hemos dicho basta, nos cansamos. No tengas miedo nos dicen, pero es que nos han robado todo, hasta el miedo. Solo nos dejaron este sentimiento de impotencia, preocupación y de rabia contenida. Un sentimiento de anhelo de libertad. Libertad para nuestras familias, Libertad para las generaciones que están por venir.

El pueblo formoseño, se ha levantado en contra del tirano dictador que ha gobernado con corrupción y persecución a los opositores. El pueblo formoseño, hizo lo que nadie pensó que harían, se levantó al grito de Libertad y pregonando lo que nadie más tiene que callar. ¡Así debe ser mis hermanos formoseños! Debemos seguir unidos en esta lucha que no tiene colores políticos. Lo que nos une es el hambre de Libertad, el hambre de poder progresar y tener un futuro en esta provincia.

Estamos en contra de toda violencia, pedimos movilizaciones pacíficas. A los líderes del gobierno, exigimos que cuide a los ciudadanos, que cuide al pueblo y que deje de enviar a sus peones uniformados a reprimir.

A los adultos, a los ancianos y a la gente de familia, pedimos que piensen en todos los jóvenes que se han tenido que ir en busca de un futuro mejor, piensen en todas las veces que los patotearon o amenazaron por sus pensamientos divergentes. Piensen en todos aquellos que no pueden ver a sus familiares por causa del encierro en el que vivimos. Acuérdense de todo eso y únanse a la revolución.

A los jóvenes, llenos de vigor y valentía, a los que pelean en las calles y en Internet, y a los que no les interesa la política, les pedimos que se movilicen. Les exigimos que peleen porque su futuro depende de lo que pasará en los próximos días. Peleen por todos los valores y convicciones que la corrupción de este gobierno ha intentado borrar. Peleen para poder estudiar, recibirse y trabajar en esta provincia. Peleen para no tener que irse y no vivir con miedo a los aprietes políticos, o con el miedo de que sus padres sufran represalias del gobierno por publicar cosas en contra de los gobernantes. Los que estudian, los que trabajan y se esfuerzan merecen quedarse. Peleen para no tener que perder puestos de trabajo por acomodos políticos. Ustedes jóvenes, son el futuro, pero ahora, ahora mismo, ustedes son los protagonistas principales de esta lucha. ¡Háganse escuchar!

A los que apoyan este gobierno, tenemos dos cosas para decirles. Sabemos que no todos están contentos con las acciones llevadas a cabo. Sabemos que hay algunos que trabajan y militan sin convicciones, que lo hacen por miedo a perder sus trabajos y el sustento de sus hijos. Sabemos que por esta y más razones se callan y siguen apoyando. Y son entendibles sus motivos, pero piensen en la provincia actual y la que dejarán a sus hijos ¿Tolerarían que ellos tengan que vivir con la cabeza agachada, aplastando sus ideales por el temor de ser desaparecidos por tener pensamientos disidentes? Por esta razón apóyennos, porque necesitamos todas las fuerzas posibles.

A los simpatizantes de este gobierno, a los que tienen un puesto asegurado y un empleo esperando, no por mérito, sino por acomodo. A ellos, a quienes no les importan los comerciantes, ni personas agredidas o desaparecidas. A los que con una fe ciega defienden a este corrupto gobierno, les decimos ¡no se metan! No obstaculicen la lucha porque caerán con él.

Sr. Gobernador, las protestas seguirán, el grito del pueblo se hará aún más fuerte. El pueblo se unirá y vencerá porque no pedimos nada injusto. Pedimos trabajar, pedimos Libertad, pedimos progreso y no lo conseguiremos con usted.

Por eso, ahora quiero dirigir estas palabras a todos los formoseños, no tengan miedo, peleen por sus derechos, acompañen a los que están en frente movilizándose por una Formosa Libre. Que las palabras y las publicaciones no queden solo en eso, no hagamos una revolución por las redes, salgamos a las calles exigiendo Libertad. Salgamos a reclamar nuestros derechos, salgamos a pelear por una FORMOSA LIBRE.

Autor Anónimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.