Lo que dejó el homenaje a Echeverria

El pasado sábado 29 de agosto de 2020, el Club de la Libertad, a través de videoconferencia, llevó a cabo el trigésimo segundo homenaje del año. En esta ocasión, el personaje homenajeado fue Esteban Echeverría
Tuvimos como disertantes a:
Ariel Caceres:
_ Profesor en Lengua y Literatura.
_ Catedrático en la Escuela de la Familia Agrícola “Ñande Sy La itati” en Esquina, Corrientes.
Enrique Esteban Arduino:
_ Director académico del Club de la Libertad.
_ Ingeniero en construcciones
Se desarrollaron distintos temas que ayudaron a entender en uniformidad las ideas desarrolladas por Echeverría
El profesor Ariel Cáceres desarrolló:
Echeverría y el principio de igualdad en nuestros días
El director Enrique Esteban Arduino explayó:
Echeverría, Corrientes y sus Héroes.
Esteban Echeverría, un noble hijo de la patria argentina, nacido el 2 de septiembre de 1805, soñó alguna vez con la realización de un país organizado bajo los principios de libertad, igualdad y fraternidad.
Imaginó una nación, emancipada en cuerpo y espíritu, se encargó de derramar ese ánimo a la población mediante su más representativa obra “El Dogma Socialista”
1837. Año fundacional para la generación de la nación argentina. Esteban Echeverría y Berón de Astrada inician el camino de su encuentro.
Echeverría inicia la escritura del Dogma Socialista. Con sus colegas, los del ‘37, fundan el Salón Literario, que en 1838 sería la base de la Asociación de Mayo, también llamada Asociación de la Joven Generación Argentina. Echeverría, Alberdi, Vicente Fidel López, Juan María Gutiérrez, Migue Cané (p), Mitre, Carlos Tejedor, Lafuente, José Mármol, Quiroga Rosas, José Rivera Indarte, Somellera, Thompson y Florencio Varela, entre otros, nutrían sus cuadros. El escrito de Echeverría pretendía ser una declaración de principios de la novel Asociación. Decidieron que ya era tiempo de poner un límite al descarado, y hasta sangriento, avance sobre la Libertad. Pero sus tertulias, primero, y sus declaraciones, después, inquietaron al Dictador, obligándolos a emigrar. Aquello que vio la luz en Buenos Aires creció y desarrolló en Montevideo. Así también El Dogma Socialista, editado definitivamente en 1939.
Mientras en esta sociedad, el estado, siga teniendo pendiente la deuda de brindar la misma seguridad, libertad y protección a todos sus ciudadanos, donde las cargas sociales estén inclinadas hacia las personas laboriosas e industriosas, mientras se siga estableciendo jerarquías sociales que no se fundan en “la inteligencia, la virtud o el mérito probado”, no estaremos en condiciones de ver realizada la igualdad como lo había proyectado Esteban Echeverría
Por último, agradecemos a nuestros oradores por la esclarecedora exposición y su predisposición didáctica a responder las interrogantes que surgieron en la charla post-exposición. Y con ello agradecer también a quienes asistieron virtualmente al aventó ya que sumaron al debate con sus intervenciones.

Franco Exequiel Romero
Encargado de redacciones y miembro del equipo de Homenajes del Club de la Libertad
Fundación Club de la Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.