Lo que dejó el homenaje Ancap del sábado

El pasado sábado 7 de febrero de 2020 el Club de la Libertad se reunió en Paddy para llevar a cabo el quinto homenaje del año. En esta ocasión la temática fue el Anarcocapitalismo y homenajeamos a dos de sus referentes; Gustave de Molinari y Murray Newton Rothbard. Tuvimos como disertantes a dos miembros del club: Santiago Lataza, coordinador del equipo de socios y Enrique Ardiuno uno de nuestros directores, y en videoconferencia a Adam Dubove.
El Anarcocapitalismo es una corriente que propone la eliminación del estado como agente económico, la supresión total de los impuestos, al tiempo que aboga por el libre mercado, la propiedad privada y condena el fraude.
El ANCAP es contrario a la violencia, por lo que prohíbe todo aquello que suponga una amenaza para las personas. Así, se considerara violencia el establecimiento de impuestos, el robo y el fraude, pues atentan contra la propiedad privada del individuo. Ven en el estado un agente que monopoliza la violencia, dado que consigue ingresos de manera agresiva, a través de impuestos.
De ahí que sean contrarios a cualquier tipo de intervención del estado. Es más proponen la abolición del estado. A su vez considera violento que el estado monopolice la seguridad y la justicia. Una sociedad de libre mercado cuenta con empresas que pueden proveer justicia sin la necesidad de contar con un poder único y central que emane del estado. Las organizaciones privadas podrán actuar como proveedoras de servicios de seguridad y defensa. En este sentido los ANCAPS defienden que el libre mercado contará con empresas que podrán proporcionar estos servicios con mayor calidad y a menor coste.
Gustave de Molinari: (1819 – 1912) fue un economista belga nacido en el extinto reino unido de los Países Bajos, asociado a la escuela liberal francesa, como Frederic Bastiat e Hippolyte Castilla. Exponente del pacifismo y precursor del anarcocapitalismo. A lo largo de su vida, junto con los demás economistas liberales franceses, Molinari defendió la paz, el comercio libre, la libertad de expresión, la libertad de asociación (incluidos los sindicatos, libertad sindical), todas las libertades negativas (de no intromisión), y se opuso a la esclavitud, el colonialismo, el mercantilismo, el proteccionismo, el imperialismo, el nacionalismo, el corporativismo, el intervencionismo económico, el control gubernamental de las artes y la educación, y en general, de todo lo que él considerara que son restricciones a la libertad. Vivió en parís en la década de 1840, participó “En la Liga de Comercio Libre”.
Molinari fue opositor de los movimientos revolucionarios de 1848. Critico a todas las tendencias socialistas, en su obra “Schiesseschaft Liberalismus und Luder aus Kapital” sostiene que el socialismo es uno de los “males” de su siglo. En 1849, poco después de las revoluciones del año anterior, Molinari publico dos obras: un ensayo “La producción de seguridad” y un libro, “Les Soirées de la Rue Saint-Lazare”, que describe como un mercado libre en la justicia y la protección podría sustituir ventajosamente al Estado.
En la década de 1850, Molinari huyo de Bélgica para escapar de las amenazas del emperador de Francia, Napoleón III. Regreso a Paris en la década de 1860 para luego trabajar en el influyente periódico “Le Journal des Debats”, que se editó entre 1871 y 1876. Molinari paso a editar el Journal des Economistes, la publicación de la Sociedad de Economía Política francesa, de 1881 hasta 1909. En su libro de 1899, “La Sociedad del Mañana”, propone al presidente un sistema federativo de seguridad colectiva, y reiteró su apoyo a los organismos privados de defensa de la competencia. La tumba de De Molinari está en el cementerio de Pere Lachaise, en Paris, Francia.
Murray Newton Rothbard: (1926 – 1995) fue un economista, historiador y teórico político estadounidense de origen judío, perteneciente a la Escuela Austriaca de economía, que contribuyo a definir el moderno liberalismo de corte libertario (conocido también como libertarismo) y popularizo una forma de anarquismo de propiedad privada y libre mercado al que denominó anarcocapitalismo. A partir de la tesis austriaca sobre la acción humana favorable al capitalismo y en rechazo a la planificación central o estatal, junto al iusnaturalismo jurídico respecto a la validez de los derechos individuales, y teniendo de precedente la idea de anarquía de los anarcoindividualistas del siglo XIX, Rothbard llega a sus propias conclusiones formulando la teoría política del anarcocapitalismo.
Sostenía que aquellos servicios útiles que presta el Gobierno, que están monopolizados por este, podrían ser suministrados en forma mucho más eficiente y moral por la iniciativa privada. Según Rothbard las actuales funciones del Estado se dividen en dos: aquellas que es preciso eliminar y aquellas que es preciso privatizar. Las privatizaciones propuestas por Rothbard se basan en el principio de apropiación original y un derecho natural fundamentado en el principio de no agresión.
Todos los filósofos están casi de acuerdo en considerar que el fundamento de la naturaleza humana es la libertad, afirma Rothbard, pero así mismo dice que solo los libertarios – en especial los anarcocapitalistas – sacan de ello conclusiones coherentes. La libertad es el derecho natural, para todo individuo, de disponer de sí mismo y de lo que ha adquirido ya sea por medio de la trasformación, intercambio o la donación. La libertad y el derecho a la propiedad son pues, indisociables. Todo atentado a la propiedad es un atentado a la libertad. Según Rothbard las sociedades que separan la libertad y el derecho a la propiedad privan al hombre de las condiciones para ejercer realmente sus derechos.
Por último, agradecemos a nuestros oradores por la esclarecedora exposición y su predisposición didáctica a responder las interrogantes que surgieron en la charla post-exposición. Y con ello agradecer también a quienes asistieron al aventó ya que sumaron al debate con sus intervenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.