Rechazo a la Ley de Abastecimiento

Rechazo a la Ley de Abastecimiento

Ante la sanción por parte del Gobierno de la Ley de Abastecimiento, el Directorio de la Fundación Club de la Libertad fijó la posición de dicha Entidad a través del presente Comunicado:

Corrientes, 18 de Septiembre de 2014

Como es de público conocimiento, el Gobierno Nacional logró la sanción de la Nueva Ley de Abastecimiento, alcanzando también dicho status la creación de un observatorio de precios y la instauración de un fuero especial para conflictos entre empresas.

Visto que dichas normas:

  • Amplían la facultad policíaca del Estado a todas las actividades económicas, facultando a la Secretaría de Comercio atribuciones para fijar precios, incautar, consignar y vender bienes o servicios sin juicio de expropiación, pudiendo el estado intervenir en la cadena de comercialización, incluso mediante el uso de la fuerza pública
  • Otorgan discrecionalidad en la aplicación de clausuras y multas y la potestad de solicitar documentos contables y comerciales
  • Permiten al Estado intervenir en el proceso económico de cualquier empresa para determinar utilidades, precios y volúmenes de producción

Consideramos que esto no solo impide el desarrollo del libre mercado y el desarrollo de capitales que faciliten las inversiones productivas, sino que otorga al Estado los instrumentos necesarios para confiscar el producido y los bienes del sector privado, violando derechos consagrados en la Constitución Nacional en sus Art. 14º, 28º, 17º y 18º.

Por lo tanto, calificamos esta maniobra del Gobierno como totalitaria y dirigista, pretendiendo regular a su capricho el mercado en todos sus actores, tanto en la producción como en el consumo, política que en todo lugar del mundo en que fue aplicada condujo al más estrepitoso de los fracasos.

Por todo ello, la Fundación Club de la Libertad, fijando posición al respecto y en concordancia con nuestros principios, rechaza la Nueva Ley de Abastecimiento, en su letra, espíritu y aplicación, por considerarla inconstitucional y atentatoria contra las libertades individuales, la propiedad privada y el libre mercado, llamando a la reflexión a los actores políticos para una pronta derogación de tan nefasta norma.

 

El Directorio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.